SEGUIDORES

domingo, 3 de abril de 2016

TARTA DE BRIGADEIRO



Llevo mucho tiempo sin publicar recetas, el motivo muchas ya lo sabéis...mis padres se van haciendo mayores y necesitan mi ayuda aparte de otras cosillas que siempre se van cruzando por medio. Me da mucha pena dejar el blog, y me resigno a dejarlo, sé que de vez en cuando volveré a publicar, porque este blog se hizo con mucha ilusión y esa ilusión me la habéis ido transmitiendo vosotras, todas mis seguidoras. Gracias guapísimas, (bueno y guapísimos...que también los hay).
Pues bien, hoy he entrado en la cocina y me he encontrado una nueva cocinillas con las manos en la masa, mi hija Bruis estaba haciendo una tarta. La verdad que me ha hecho mucha ilusión el verla, pues es señal de que le gusta este mundo y aunque ya la he pillado con la receta casi hecha, todavía me ha dado tiempo de hacer alguna foto, porque ya sabéis que a mí me gusta hacer el paso a paso, pero tranquilas, es una receta muy facilita y con unos resultados geniales y para chuparse los dedos, la niña se me ha ido a un postre típico de Brasil, quizás de ahora en adelante, el blog se vuelva viajero, porque esta niña es así, con muchas ganas de comerse el mundo.

Ingredientes

1 bote pequeño de leche condensada.
200 ml. de nata para montar (no la montaremos)
3 huevos.
4 cucharadas soperas de azúcar.
1 cucharada sopera de aceite de oliva.
120 grs. de cacao en polvo Valor

Para la cobertura

120 grs. de chocolate para fundir.
150 grs. de mantequilla o margarina.
1 cucharadita pequeña de esencia de vainilla.
100 grs de azúcar.

Elaboración de la tarta

Ponemos en un bol los huevos y los batimos bien con el azúcar hasta que blanquee.
Añadimos la nata (sin montar), el bote de leche condensada, la cucharada de aceite y por último el cacao en polvo.
Lo batimos todo muy bien hasta que veamos que los ingredientes estén bien integrados.



Vertemos la mezcla en un molde y lo ponemos al horno precalentado a 180ºC durante 50 minutos. Aunque veamos que al sacarlo, la mezcla tiembla un poco, luego al enfriarse, terminará de cuajar. Meterla a la nevera.




Cuando esté fría la tarta, en un bol al microondas, fundimos el chocolate con la esencia de vainilla y el azúcar. Cuando esté fundido le añadimos la mantequilla para darle brillo y lo vertemos por encima de la tarta.
La Tarta de Brigadeiro ya está hecha.


¡¡ que aproveche y a disfrutarla !!









                                                Bruis*









                          


domingo, 20 de diciembre de 2015

♥ PASTEL DE PIÑA ♥



Tras las copiosas comidas de Navidad, que mejor postre que algo fresquito y suave como esta Pastel de Piña. Un postre delicioso con el que os podéis lucir estos días ante vuestros invitados. Muy fácil y rápido de hacer y con un resultado espectacular tanto de sabor como de vista. Como hay que dejarlo que cuaje, se puede hacer el día anterior y al día siguiente, solo decorarlo, de manera que os adelantáis ya mucho trabajo. Las cantidades dan para que os salgan bastantes raciones, si lo queréis mas pequeño, poner la mitad de las cantidades, aunque....bueno, se guarda unos días en el frigo y os aseguro que vuestros invitados repetirán.

Ingredientes

1 litro de nata para montar. (no la montaremos)
1 lata de piña grande. (salen unas 8 rodajas)
1 lata pequeña de leche condensada ( sobre 390grs.)
2 sobres de gelatina de limón.
2 sobres de gelatina neutra en polvo (o el equivalente en láminas) 1 sobre = 6 láminas
El caldo de la piña.
4 cucharadas soperas de azúcar.
Caramelo líquido.

Elaboración

Caramelizamos el molde y lo reservamos.



Ponemos la piña cortada a trocitos en un bol y la trituramos muy bien. Nos tiene que quedar como un puré.



Añadimos la nata...


La leche condensada...


Las 4 cucharadas soperas de azúcar...


Lo mezclamos todo muy bien...



En un cazo ponemos todo el caldo de la piña a calentar, le agregamos los 2 sobres de la gelatina de limón y los otros dos sobres de la gelatina neutra. No hace falta que la hagamos hervir.




Vamos removiendo hasta que veamos que se ha deshecho toda la gelatina y no queda ningún grumo.


La dejamos templar, pero NO DEJAR QUE SE ENFRÍE, SOLO TEMPLAR. si nos queda fría empezará a cuajarse. La vamos añadiendo a la otra mezcla mientras vamos batiendo hasta que veamos que ha quedado bien integrada.



Con cuidado la vamos volcando en el molde que tendremos caramelizado.



Lo pondremos al frigo unas 4 o 6 horas, o como os he dicho a principio, mejor hacerlo de un día para otro. Si os sobra que no cabe en el molde que tengáis, podéis rellenar unas copas y luego termináis de rellenar la copa con nata. (si teneis problemas para desmoldarlo, sumergir el molde 1/2 minuto en agua caliente, pero no más de ese tiempo)
Cuando haya cuajado, lo volcaremos sobre una fuente y lo decoraremos a gusto de cada una. Con nata está riquísimo.

¡¡¡ que aproveche y a disfrutarlo !!!











                                              MaRiSa M.*




















jueves, 19 de noviembre de 2015

♥ BIZCOCHO DE NATA Y LIMÓN ♥


Este postre en realidad es mucho más que un bizcocho, no le hace falta relleno porque la nata y el saborcito a limón ya le da su toque especial y exquisito. Os aseguro que os asombrareis de su textura y de su sabor, es algo para los paladares mas exigentes....es....simplemente....un delicatessen. Os prometo que os encantará. Y por favor, como os he dicho....no le busquéis ningún relleno, disfrutadlo tal como es.

Ingredientes

6 Huevos (emplearemos las 6 claras para montar, y luego emplearemos 4 yemas para la otra mezcla, es decir que nos sobrarán DOS YEMAS)
300 grs. de azúcar normal
100 grs. de azúcar glass
3 Limones ( emplearemos el zumo)
400 grs. de harina de repostería
1 sobre de levadura Royal
2 cucharaditas de postre de esencia de vainilla
1/2 litro de nata para montar (NO LA MONTAREMOS)
Mantequilla y harina para encamisar el molde.

Elaboración

Encamisamos un molde grande, primero con la mantequilla y luego con la harina.


Separamos las 6 claras de las yemas y montamos las claras a punto de nieve.


Cuando veamos que empiezan a montar, le vamos agregando poco a poco los 100 grs. del azúcar glass.


Seguimos batiendo hasta que quede un merengue firme y brillante. Ya sabéis, tiene que hacer picos y si le dais la vuelta al bol, éste no se caerá.


Reservamos el merengue y vamos preparando la siguiente mezcla. Ponemos en otro bol las 4 yemas con el azúcar y batimos bien. (no se nos hará crema, nos quedará una especie de granulado)



Añadimos el zumo de los 3 limones y continuamos batiendo.


Ahora la mezcla ya nos ha quedado mas líquida.


Ahora integramos bien la nata.


Ahora las 2 cucharaditas de esencia de vainilla.


Mezclamos los 400 grs. de harina con la levadura.


Tamizamos la harina y la vamos añadiendo a la mezcla sin dejar de batir.



Nos quedará una textura bastante espesa.


Iremos agregando esta mezcla muy poco a poco y con movimientos envolventes a las claras montadas a punto de nieve.
De este operación, dependerá el que nuestro bizcocho suba correctamente y quede muy jugoso y esponjoso. Hay que tomarnos nuestro tiempo y sin prisas.



Una vez bien mezclada ya podemos ponerla en el molde. Tendremos precalentado el horno a 180ºC. Para que el bizcocho suba bien, NO ABRIR EL HORNO DURANTE LOS PRIMEROS 30 MINUTOS DE COCCIÓN. Lo tendremos en el horno durante 40 minutos ( yo tuve suficiente con ese tiempo, pero como cada horno es un mundo pasados los primeros 30 minutos, podéis abrir el horno y hacer la prueba del palillo) Mi molde es grandecito eh, 30 X 24 cms.? Sale un bizcocho hermoso.


Lo dejáis enfriar en el molde y cuando esté frío del todo, lo desmoldáis y decoráis a gusto de cada una. Me diréis pesada, pero os aseguro que es un bizcocho muy especial y riquísimo.

¡¡ que aproveche y a disfrutarlo !!









                                          MaRiSa M.*